Cómo nos afecta el cambio de horario

Muchas personas afirman que el horario de verano tiene efectos negativos en los horarios de descanso y en su reloj biológico. Somnolencia, dolores de cabeza y estrés adicional son algunas de las quejas dadas por los que se sienten afectados negativamente por el cambio de horario.Cómo nos afecta el cambio de horario

Entre los efectos graves que se han mencionado se encuentra una mayor incidencia de ataques cardíacos, sobre todo en la transición al horario de verano en la primavera. En éste, que es el de otoño, no se presenta tal situación.

De acuerdo con el doctor Carlos Tejero Juste, de la Sociedad Española de Neurología (SEN), la impresión que se presenta durante este cambio de horario es similar a lo que ocurre cuando viajamos a través de distintos usos horarios, al llamado jet-lag, sólo que al tratarse de sólo una hora de diferencia estas alteraciones tienen menor impacto en comparación.

Los más afectados son los niños y los ancianos. Los primeros manifiestan mayor irritabilidad y en ocasiones alteraciones en su alimentación. Las personas jóvenes y sanas pueden experimentar sensación de cansancio, somnolencia, desorientación, aturdimiento, falta de concentración, de energía o dificultad para dormir. Otro grupo de población que reciente mucho el cambio de horario es el que sufre trastornos neurológicos como cefaleas, epilepsia o problemas de sueño.

La buena noticia es que, al parecer, el organismo sólo tarda entre tres y cuatro días para adaptarse, así que el sufrimiento no es largo. A pesar de ello te dejamos aquí algunas recomendaciones que te ayudarán a afrontarlo con mejor ánimo.

¿Qué puedes hacer para adaptarte al cambio de horario con rapidez?

  • Realiza caminatas o corre al aire libre. El biólogo David Glass, de la Universidad Estatal de Kent, sugiere que este tipo de ejercicio libera serotonina en el cerebro y otros neurotransmisores que te ayudarán a adaptarte al cambio de horario.
  • Evita tomar siestas. Lo mejor es no cambiar tu estilo de vida. El neurólogo Antonio Yusta comentó para 20 minutos es que es importante no alterar el ritmo circadiano de tu organismo.
  • No modifiques tu estilo de vida. No hay que cambiar el tiempo que se duerme ni modificar lo que se hace a lo largo del día. Continúa realizando tus actividades tal como todos los días. El organismo encontrará la manera de regular esta situación de forma natural.
  • También es posible el cambio de horario de las diferentes comidas de forma gradual, iniciando desde unos días antes al cambio completo de la estación. Esta es otra forma de que el cuerpo se adapte a la nueva estación de forma gradual y sin demasiado impacto en el ritmo de vida.
  • Evita lo más que puedas ingerir bebidas alcohólicas y grandes cantidades de café cuando estés a la fecha próxima a los cambios.
  • Intensifica la ingesta de alimentos no tan pesados como las frutas y vegetales cargados de vitamina C para evitar la pesadez en el estómago y as ganas de ir a la cama por las digestiones lentas, que son propensas de llevarte a la somnolencia.
  •  Bebe abundantes cantidades de agua, mantenerse hidratado te dará la posibilidad de estar mucho más activo y alerta en las jornadas anteriores al cambio de horario, al seguir todas estas recomendaciones podrás constatar que tal útiles y beneficiosas resultaron para tu vida.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies